Vardzia

Vardzia – una magnífica ciudad tallada en roca, fundada en el siglo XII, durante el reinado de Tamar la Grande, una de los monarcas más renombrables en la historia de Georgia. Vardzia es una ciudad bien fortificada que tuvo un papel significativo en la vida religiosa, cultural, política  y espiritual del país.  Poseía más de seis mil estancias distribuidas en trece pisos así como una iglesia, un salón del trono y un sistema de riego para cultivos en terrazas. Alberga una excelente muestra de pintura medieval georgiana. Vardzia, junto con la cercana fortaleza de Jertvisi, ha sido presentada como candidata a formar parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Jertvisi

Jertvisi – una de las más antiguas fortalezas actualmente en ruinas en Georgia​, que funcionó durante todo el período feudal georgiano. Está situado en el sur de Georgia, en la región histórica de Meskheti, actualmente en la región de Samtsje-Yavajeti. La primera fortaleza fue construida en el siglo II a. C.. La iglesia fue construida en el año 985, y las paredes presentes datan del año 1354. Según dice la leyenda, Khertvisi fue destruida por Alejandro Magno. En los siglos X y XI fue el centro de la región de Meskheti.

Uplistsije

Uplistsije – (fortaleza del señor), una antigua ciudad excavada en la roca localizada en el centro de Georgia, a unos 10 kilómetros al este de la ciudad de Gori, en la región de Shida Kartli.

Construida en un alto acantilado rocoso de la ribera izquierda del río Mtkvari (el Kurá), tiene varias construcciones datadas desde la Edad del Hierro hasta la Baja Edad Media, y destaca por la combinación única de varios estilos de culturas rupestres de Anatolia e Irán, así como por la coexistencia de arquitectura pagana y cristiana.

La ciudad rupestre de Uplistsikhe está desde 2007 incluido en la lista tentativa del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

David Gareja

David Garedsha – complejo monástico fundado en el siglo VI por el padre asirio David, que se estableció en una cueva de este desierto. Las docenas de monasterios rupestres decorados con frescos únicos son los mejores ejemplos de la interacción armoniosa de las estructuras hechas por el hombre con el paisaje, llevan los principios tradicionales de vida sostenible y se consideran obras maestras del arte medieval de Georgia.

Alaverdy

Alaverdy – monasterio de la Iglesia ortodoxa y apostólica georgiana situado a 25 km al este de la pequeña ciudad de Ajmeta, en la región de Kajetia del este de Georgia. Partes del monasterio se remontan al siglo VI, pero la catedral actual fue construida en el siglo XI por Kvirike III de Kajetia sobre una iglesia de San Jorge anterior.

El monasterio fue fundado por el monje asirio Joseph (Yoseb, Amba) Alaverdí, que vino de Antioquía y se asentó en Alaverdí, entonces un pequeño pueblo, centro religioso pagano dedicado a la Luna.

Gergeti

Gergeti – El nombre de la iglesia de la Santa Trinidad, Guergueti, corresponde al de una antigua población desaparecida cercana, situada en la orilla derecha del río Tergui,​ y al del glaciar homónimo del monte Kazbek. Su localización aislada en la cima de una empinada montaña rodeada por la inmensidad de la naturaleza la han convertido en un símbolo para Georgia.

Tbilisi

Narikala – es una antigua fortaleza que se yergue sobre Tiflis, la capital de Georgia, y el río Kura. La fortaleza se compone de dos secciones amuralladas en una colina situada entre unos baños sulfurosos y el Jardín Botánico Central de la Academia de Ciencias de Georgia. En el recinto inferior se halla la recientemente restaurada iglesia de San Nicolás.

La fortaleza fue fundada en el siglo IV con el nombre de Shuris-tsikhe («Fortaleza Ingrata»). Fue notablemente expandida en el siglo VII por los Omeyas, y posteriormente por el rey David IV de Georgia (1089-1125). Los mongoles renombraron al fuerte como Narin Qala («Fuerte Pequeño»), del que deriva su nombre actual. Muchas de las construcciones que se pueden ver actualmente son de los siglos XVI y XVII. En 1827, parte de la fortaleza fue destruida por un terremoto y parcialmente demolida.

Gelati

Gelati – El monasterio ortodoxo de Gelati fundado en 1106, durante largo tiempo fue uno de los principales centros intelectuales y culturales en Georgia. Tenía una academia que empleaba a algunos de los más célebres científicos georgianos, teólogos y filósofos, muchos de los cuales habían estado previamente en activo en varios monasterios ortodoxos en el extranjero o en la academia Mangan en Constantinopla. Entre los científicos había notables eruditos como Ioane Petritsi y Arsen Ikaltoeli. Debido al amplio trabajo llevado a cabo por la academia Gelati, la gente de su tiempo la llamó una nueva «Hélade» y «un segundo Atenas».

El monasterio Gelati ha conservado un gran número de murales y manuscritos que se remontan a los siglos XII-XVII.

En Gelati está enterrado su fundador y uno de los más grandes reyes georgianos, David el Constructor.

Bagrati

Bagrati – La catedral, ahora en ruinas, ha sido considerada una obra maestra de la arquitectura medieval georgiana. Un monumento distintivo en el escenario de Kutaisi central, la catedral descansa sobre la cima de la colina Ukimerioni. Fue construida en los primeros años del siglo XI, durante el reinado de Bagrat III de Georgia debido a lo cual se la llama la catedral «Bagrati». Una inscripción en la pared norte revela que el suelo se estableció en el año «chronicon 223», esto es, 1003. En 1692, fue devastada en una explosión por las tropas otomanas, que habían invadido el reino de Imereti. El incidente causó que la cúpula y el techo se derrumbaran dejando a la catedral en su estado actual.

Lamaria

Lamaria – Iglesia de la Virgen María del siglo IX-X en Svaneti, comunidad de Ushguli.

La iglesia está rodeada por una cerca, que se extiende desde el lado oeste por la Torre Svan y dos edificios auxiliares. La iglesia es de tipo basílica. En el interior se conserva la pintura mural, así como el ícono de La última cena, del siglo XIX.

En el patio de la iglesia hay una gran silla de piedra. Según la leyenda, en esta silla fue asesinado el príncipe, Futus Dadeshkeliani, que quería conquistar Ushguli.